Palacio Badi

Este palacio son restos de ruinas que nos permiten imaginar que tipo de construcción fue en el pasado.

Palacio badi

Precio de entrada al palacio

La entrada cuesta 70 DH(7 euros) para adultos y 30 DH(3 euros) para menores de 12 años. Aunque niños de 3 años y por ahí no pagan entrada.

Podemos recorrer sus zonas subterráneas para ver las celdas donde había prisioneros, ver el exterior del palacio donde había piscinas emormes y palmeras.

Palacio badi marrakech

Hay una zona donde se puede ver un vídeo con la reconstrucción del palacio donado por España. Pero sin duda plato fuerte es el minbar hecho en Córdoba en el siglo XXII.

Minbar marrakech

Un poco de historia del Palacio de Badi

Si vas sin guía siempre puedes leer esto antes de visitarlo o pararte a leerlo allí mismo.

Tras su victoria sobre los portugueses en la batalla de los Reyes Magos en 1578, el rey saudí Ahmed el-Mansour quiso establecer su reinado y hacer olvidar el legado de las dinastías anteriores.

El llamado “El incomparable” tenía un suntuoso palacio construido cerca de sus apartamentos privados, dedicado a las recepciones y audiencias de los legados extranjeros. Su construcción fue financiada por los derrotados portugueses al final de la batalla.

El trabajo continuó hasta la muerte del sultán en 1603. El-Badi, “el Incomparable” es uno de los 99 nombres de Dios. El palacio fue una vez considerado la maravilla del mundo musulmán.

Palacio el badi

Mármoles italianos, granito de Irlanda, ónix de la India, láminas de oro adornaron las paredes y techos de las 360 habitaciones.

En 1963, el sultán alauí Moulay Ismaïl demolió El Badi y recuperó los materiales para la construcción de su propia ciudad imperial en Meknes dejando al Palacio de Badi sin casi nada en su interior.

Cómo es el Palacio de Badi a día de hoy

Hoy en día, sólo quedan las estructuras del palacio, que se reduce a un enorme recinto de barro habitado por cigüeñas. En el interior, naranjos y algarrobos rodean las piscinas. Sólo las dimensiones del recinto permiten imaginar lo que podría haber sido El-Badi en su momento de esplendor.

La disposición general del palacio y su decoración dan fe de la influencia de Granada, cuyo plan probablemente se inspira en el Palacio de la Alhambra.

Las antiguas descripciones también describen el esplendor de El-Badi, que sólo conocemos a través de la decoración de las tumbas saâdianas. En 1953 se llevó a cabo una campaña de excavaciones que reveló un gran número de estructuras importantes a través de las cuales se pudieron ver algunos detalles del plano general. Cada año, en junio, el “Festival national du folklore” vuelve a dar vida al lugar durante algunas noches.

¿Merece la pena visitar el Palacio de Badi?

Sin duda si, es un lugar enorme. Además es uno de los pocos lugares desde los que podrás subir a la muralla de la Medina y observar la ciudad desde arriba.